¿Seguiremos siendo amigos?

lunes, 12 de julio de 2010

No pretendo hacer un ensayo elaborado del libro, sólo una pequeña reflexión. Creo que todos tenemos una Amber Brown dentro.


Todos pensamos que la vida es fácil al principio, pero a medida que crecemos se vuelve evidente que no es tan simple como parece. Salir adelante tampoco lo es, y quizás solos no podamos.

Una cosa que nos distingue es la capacidad de relacionarnos con los demás, y la Amistad es quizás una de las relaciones más importantes en la vida, y particularmente los amigos del sexo opuesto es una relación bastante especial.

Amber Brown es el reflejo de lo que todos hemos sido y hemos tenido y queremos tener. “Lo malo de querer algo es el miedo a perderlo”, y ese fue el mayor temor de Amber (y la mayoría de nosotros) cuando su mejor amigo se va... quizás para siempre. En una época en el que salían los primeros celulares e Internet sólo existía en las universidades (nada de Messenger ni Facebook ¬¬).

Para los que leyeron “Seguiremos siendo amigos” (“Amber Brown is not a Crayon”, 1994) y “Ambar en cuarto y sin su amigo” (“Amber Brown comes fourth”, 1995) de Paula Danzinger, saben perfectamente a lo que me refiero, pero si no, les aconsejo que lo lean. Es un cuento bastante corto que se lee en menos de una hora y se aprende mucho. Era parte de un conjunto de libros de la vecina que quería vender, de esos que obligan a leer en la escuela y que una vez en mis manos leí por mi propia cuenta xD
Amber entra a cuarto año (lo que hace suponer que no ha de tener más de 10 años), está creciendo y dandose cuenta que el mundo no es tan simple como parece. El gran problema es su extrema dependencia con su mejor amigo, Justin, y el gran desafío que debió enfrentar tras su partida.

Lei los dos libros (y hay más) por que me recuerda mi infancia. En la básica no tenía amigos (la wea triste ¬¬) y sólo cuando llegué a 5º tuve compañeros más buena onda. El Lucho, el Gonzalo, sin olvidar al guatón Gonzalez... y el Cartero QL de la gran CTM >_<

Buenop, terminó la básica y el Lucho se fue. Llegó la Media y sólo me tenía que conformar con el “Harry” y “Lord Farquad” que sólo eran amigos por conveniencia, pero aún así fueron buenos tiempos, mediocres pero vivibles. La única persona que podía considerar amiga era la profe Lidia (de mates, que ya se jubiló el año pasado xD).

Despues llega Tsory el 2005, con la que enganchamos desde el principio y la considero mi mejor amiga (añoro las conversaciones por el messenger T__T). Hemos pasado por varios tropiezos y uno que otro conflicto serio, pero seguimos siendo grandes amigos pese a todo. Al igual que Amber, he sido demasiado dependiente de ella.

Ultimamente las cosas se han puesto de cabeza. Ella entra a trabajar (y yo sin pega cuando escribí esta entrada ¬¬) y nos estamos hablando muy poco. Quizás más de alguno lo vea como señal de distanciamiento, y Amber lo vio como algo muy negativo y nefasto (pese a que no han dejado de hablarse con su amigo). No debería verlo así tampoco; somos adultos responsables... atrás quedó la infancia y hay que salir adelante, pero no por eso tenemos que abandonar a los que queremos.

Los tiempos cambian, las personas cambian.
Hace 15 años cuando no pasábamos horas y horas en el Messenger o el Facebook (y las pokemonas poseras con el Fotolog ¬¬), una época en el que saíamos a jugar a la calle o con el SNES, donde tener amigos no era tan fácil como ahora... pero los Amigos de verdad siguen siendo los mismos de siempre y la forma de conocerse no ha cambiado. Se puede confiar en la tecnología pero no podemos depender de ella. Así es tambien con los amigos, DEBEMOS confiar en ellos pero NO Depender.

En el mundo siempre va a haber una Amber y un Justin, pero con el tiempo son menos los que valoran la amistad verdadera, y eso me ha decepcionado como sociedad. De los más de 100 “contactos” que tengo en el Facebook o el Messenger, sólo 5 los consideraría mis mejores amigos...

Me pregunto como habría seido la vida de Amber si hubiese ocurrido hoy. Seguramente no se sentiría tan triste por que la Tecnología los acercaría más, pero como dije, no debemos depender de ella.

En conclusión, no hay que basar la vida en la tecnología y el tener cada vez más amigos. Los Amigos de verdad debemos cuidarlos, conocerlos, y confiar en ellos, ya que son pocos; es mejor Calidad que Cantidad.

1 comentario:

  1. Davod, estas en lo cierto totalmente, te conté que a inicios de año, corté con la Poli (weona malagradecida que la ayude con sus problemas con Ojamajo Web ¬¬).

    Ya terminé de leer Quien Se Ha Llevado Mi Queso, creo que en verdad necesito un cambio en mi vida, debo disfrutarla más.

    ResponderEliminar